Turismo

Mojiganga 2018 – Zacualpan de Amilpas –

Coloridas tradiciones enmarcan la historia de nuestros pueblos. México es un país que cuenta con una amplia variedad de fiestas y celebraciones donde no solo se puede bailar, sino, conocer más de su gente, su actuar, su modo de vivir en incluso como interactúan con los pueblos vecinos. Viajar libremente nos ha permitido adentrarnos a las culturas y entender sin juzgar.
Nuestro recorrido por México nos ha llevado a Zacualpan de Amilpas y su fiesta de la Mojiganga que anuncia la celebración principal a la Virgen del Rosario. Zacualpan se caracteriza por ser un pueblo de artesanos cartoneros que trabajan hermosas piezas de exquisita calidad. La familia Falfán fue pionera en este arte y son precursores de la fiesta de la Mojiganga.

Mojiganga.
Cuenta la historia que la Mojiganga fue creada en la Europa Medieval donde el pueblo, al no contar con los recursos económicos para asistir a los grandes teatros realizaban largos desfiles musicales disfrazados y llenos de júbilo para deleitar a la familia y amigos. Esta tradición fue traída a México por los conquistadores españoles quienes combinaron las creencias religiosas prehispánicas con las propias para evangelizar a los indígenas originarios del país. De esta manera Zacualpan toma esta tradición y la personaliza para llevar a cabo una de las fiestas más increíbles del Estado de Morelos.

Cabalgata
Si bien la fiesta se programó para el domingo 30 de septiembre, nosotros nos dimos cita desde el sábado 29 para visitar diferentes comparsas que participarían con sus disfraces. Llegamos en punto de las 5 de la tarde para encontrarnos con el Maestro Flavio Gutiérrez Falfán de Grupo Orve, Cartonería Fina. Pero nos topamos con una grata sorpresa, a la entrada del pueblo, un grupo de jinetes entre hombres, mujeres y niños se reunía para deleitar al pueblo con una cabalgata que recorrería sus calles. Cada jinete presumió a sus más bellos caballos que danzaban al compás de la música de banda que los acompañaba.

Recorrido
Caída la noche llegamos al taller del Maestro Flavio donde ya solo afina detalles de su comparsa en la cual desfilaría su más reciente obra: ¡Ay Nanita! Un alebrije monumental que ha expuesto en diversos recintos del país y que ahora recorrería las calles de su pueblo por primera vez. Posteriormente visitamos a la Comparsa Falfán quienes ya habían empezado la fiesta con una función de teatro guiñol que además de alegrarnos la noche nos dejó una gran enseñanza. Tar Falfán nos regaló una plática inspiradora y nos habló acerca del tema que su comparsa eligió; “20 mil leguas de viaje submarino” de Julio Verne.
Nuestro camino siguió en el taller de la Comparsa Cacomixtle donde nos recibió el Maestro Vicente Neri y el artesano Noe González quienes no solo nos hablaron de su místico tema, “El Dios Xolotl”; además nos regalaron una larga charla acerca de  la historia de Zacualpan y la mojiganga. Nuestra siguiente parada fue con un grupo de jóvenes cartoneros llamados Zacualpan Mágico, que nos explicaron cómo han participado desde hace 10 años y sus experiencias a través de sus disfraces. La calidad y creatividad que estos muchachos le imprimen a sus diseños dan una pauta de lo que será la Cartonería del futuro. Otro grupo de jóvenes revolucionarios pertenecen a la Comparsa de San Nicolás; un grupo entusiasta y prometedor que con solo tres años en la mojiganga ya se lucen como verdaderos expertos. La noche concluyó con la degustación de la cerveza artesanal “Mojiganga” (si, tienen su cerveza artesanal) que sin duda recomendamos ampliamente, le damos las gracias a Héctor Anzures por su amabilidad y disposición. 

LA FIESTA EMPEZÓ
Llegó el domingo y la fiesta ya se celebraba desde temprano; y es que, la Tradicional Feria del Trueque arrancó a primera hora en la explanada central del pueblo. La comida, las artesanías y la bebida corrían por todo el lugar, a donde mirabas la gente te ofrecía suculentos manjares, rasposos curados de fruta y dulces típicos a los que no nos pudimos resistir. Claro esta, pasamos al callejón de trueque en donde pudimos intercambiar algo de arroz y frijoles por unas buenas piezas de barro; Zacualpan se caracteriza por ser un poblado que aún estila el trueque como sistema comercial; si bien ya es en menor grado, aún podemos realizar algunas compras de esta manera.
Ya con las compras en mano nos dirigimos a la entrada del pueblo que alberga un hermoso y enorme árbol; de ahí partirían las comparsas que al ritmo de música de viento y tambora se colocaban en posición para salir. El desfile arranco y la locura con él; el brinco, los cantos, los gritos, el entusiasmo y la algarabía no pararon. La creatividad se desbordó; nos encontramos con personajes dentro del público asistente que libremente participaron de la fiesta; aunado a esto las comparsas mostraron sus originales personajes: El Dios Xolotl de la comparsa Cacomixtles, ¡Ay Nanita! un alebrije monumental de Grupo Orve y el Capitán Nemo de la Comparsa Falfán partieron con todo el ánimo de la gente que los vitoreaba; a ellos se unieron las Comparsas de San Nicolás con sus Diablicos Sucios, la Comparsa Zacualpan Mágico y sus seres marinos y muchos más entre dinosaurios y personajes de videojuegos como Plantas VS Zombies pero sin faltar los carros alegóricos con alegorías religiosas e históricas y por supuesto la reina del trueque. Sin duda ha sido una de las fiestas más bellas y alegres a la que hemos asistido; se sintió el calor de la gente, se respiró su historia y nos recargamos de creatividad artística.
Volveremos una y muchas veces más a Zacualpan de Amilpas que es un poblado que tiene más que ofrecer; les recomendamos su café orgánico, sus curados de fruta (aguardiente que raspa y cura todo mal) así como los cascos de hacienda, cultura colonial y tradiciones que pertenecen a un México puro, feliz y orgulloso.

You may also like