Teatro

LA CABRA O LA FÁBULA DEL NIÑO Y SU DÓBERMAN

La cabra o la fábula del niño y su dóberman trata de la violencia como mecanismo de control y detonante de la despersonalización del individuo. Es una historia de suspenso que se construye a través de un juego de incertidumbre en el cual los personajes van perdiendo sus recuerdos y su identidad hasta convertirse en algo monstruoso. Esta obra escrita y dirigida por Guillermo Revilla, se presentará en el Foro la Gruta del 25 de septiembre al 18 de diciembre.

Este es el segundo montaje de la compañía Festín Efímero, integrada por Héctor Iván González, Tania María Muñoz, Guillermo Revilla, José Juan Sánchez y Edgar Valadez, que en 2015 estrenaron su primera obra: Pozole o la venganza de los ana-crónidas, trabajo ganador de la convocatoria de Incubadoras de Grupos Teatrales de Teatro UNAM y del Centro Universitario de Teatro, y que representó a dichas instituciones en el Segundo Festival Internacional de Escuelas Superiores de Arte Dramático con sede en Rabat, Marruecos, en el 2016.

En esta obra calificada por la crítica como “una horrible pesadilla en la que los personajes salen del subconsciente para darle un tono surrealista a la puesta en escena” (Roberto Sosa López, ACPT), Festín Efímero consolida su línea estética y estilística, que incluye coreografías, combate escénico y un siniestro sentido del humor.

En La cabra o la fábula del niño y su dóberman, dos hombres apodados Perra y Marrana se encuentran atrapados sin saber dónde están, quién los atrapó y por qué. Para sobrevivir, deben cumplir con una tarea impuesta por su carcelero: hacerse cargo de una cabra bajo el principio de que todo lo que le pase a ella, les pasará a ellos; todo lo que les pase a ellos, le pasará a ella. Poco a poco, el encierro va afectando la personalidad de los prisioneros hasta transformarlos completamente.

El elenco está integrado por: Héctor Iván González, José Juan Sánchez, Óscar Serrano, Edgar Valadez, Tania María Muñoz y Rodrigo Andranik alternando funciones. Los diseños de escenografía, iluminación y vestuario son de Víctor Padilla, el diseño sonoro es de Juan José Rodríguez Castillo y el diseño del combate escénico es de Miguel Ángel Barrera.

You may also like