CORO DE NIÑOS Y JÓVENES DE CUERNAVACA

¿Se han cuestionado alguna vez si existen los ángeles? La verdad, en Revista Pulsart si. El pasado mes de agosto asistimos a una velada de ópera en el poblado de Tepoztlán, Morelos y ahí fue cuando descubrimos que los ángeles si existen, o al menos es lo más cercano que hemos estado de algunos; ya que, a través de la voz del Coro de Niños y Jóvenes de Cuernavaca pudimos alcanzar el cielo.

Jóvenes talentosos que en cada nota vibran nuestra alma; y no, no estoy exagerando, en verdad su canto es espectacular; tanto que los ha llevado a participar en diversos foros dentro de la República Mexicana e incluso en Europa donde también se han presentado.

Aquí les dejamos un poco de la plática que tuvimos con ellos en donde nos cuentan sus experiencias y sentir al participar en el coro.

Verónica Pérez Altamirano

Directora del Coro

“El coro surge en 2004 como una materia en el programa de iniciación musical, primero en el Centro Morelense de las Artes y posteriormente en el Centro Cultural “La Vecindad”. Los niños tenían que participar en el Coro como parte de su formación musical ya que muchas de las habilidades que necesitan como la afinación, la ejecución en conjunto o desarrollo del oído interno se logran a través del coro y esto sienta las bases para que puedan ser mejores instrumentistas en caso de que se quieran dedicar a ello. Ahora bien, gracias al entusiasmo que se desató, el coro se transformó en un elenco artístico. En 2007 nos pasamos a “La Vecindad” donde se forma la Escuela de Iniciación Artística y el Coro sigue creciendo como un elenco artístico; es decir, que a pesar de que los jóvenes terminaban de cursar la materia, se quedaban para continuar participando en él. Empezamos a montar otro tipo de repertorio y rápidamente empezamos a participar con otros grupos y orquestas externos incluso al Estado hasta que finalmente se constituye ya en un elenco formal.

En 2013 participamos en Europa en el Festival Internacional de Coros “Corearte” de Barcelona, España y por supuesto hemos participado en diferentes Estados de la República con coros maravillosos de estos lugares.

En este momento el coro está integrado por adolescentes y jóvenes, los cuales han tomado clases de música durante varios años, son instrumentistas y han adquirido diferentes habilidades musicales, pero siempre nos ha unido el coro a través de un vínculo muy especial que todos tenemos.

Tania Alarcón | Cantante

Llevo en el coro aproximadamente 10 años, mi experiencia ha sido muy bonita; al principio llegue toda nerviosa, sin saber que esperar. Afortunadamente mis compañeros me acogieron como parte de la familia desde el día uno, me he sentido muy protegida. Además he aprendido muchos valores como la honestidad, el trabajo en equipo e incluso liderazgo.

Mariana Arce | Cantante

Desde pequeña quise cantar y no había tenido la oportunidad de hacerlo hasta que un día escuche a otras niñas diciendo que irían a ver al coro; así que le dije a mi mamá que yo quería entrar al coro. Recuerdo que me senté con las sopranos porque en ese momento no sabía la diferencia entre las sopranos o las mezzosopranos hasta que la Miss Vero me puso con las Mezzosopranos, de ahí no fue sencillo, ya que me confundía mucho, pero con la dirección de la Miss Vero logré algo que jamás pensé, cantar en un coro.

María Fernanda Flores | Cantante

Entre al coro a los 10 años, actualmente tengo 17 años. Después de un año de haber entrado al coro me fui a Barcelona, además he tenido la oportunidad de participar con el coro en el Cervantino de Guanajuato en 2015, fuimos a Colima, próximamente estaremos en Monterrey. Como parte de nuestra preparación también tenemos expresión corporal que nos ayuda mucho cuando montamos las obras. Estar en el coro me a traído muchas experiencias, nunca pensé viajar a Barcelona, es más, ni a Colima; pero gracias a mi participación he logrado crear grandes recuerdos y experiencias.

Hugo Herrera | Cantante

Entre a “La Vecindad” para aprender a tocar violín, dentro de las audiciones la maestra Vero me pidió que cantara y fue ahí que me colocó en un coro preparatorio, después de un año, ya me paso al Coro de Niños y Jóvenes de Cuernavaca, en donde me preparé para el montaje de la ópera “El desayunador”. Mi experiencia ha sido muy agradable, he pasado por todas las voces y por los conflictos que te genera el cambio de voz entre la niñez y la adolescencia. Hace nueve años que entre al coro y con esto vinieron muchas experiencias que nuca creí vivir, desde los viajes hasta la convivencia en familia como lo mencionaron mis compañeras.

Verónica Pérez Altamirano

Directora del Coro

Para abarcar los diferentes repertorios que como músico necesitas conocer es imprescindible saber cantar con una orquesta, poder hacer una obra religiosa o una ópera y a su vez necesitas habilidades como la presencia escénica, el manejo de tu cuerpo, tener que manejar otros idiomas, la técnica vocal para que tu voz corra y se complemente con los instrumentos de una orquesta.

El coro tiene pretensiones que superan el trabajo escolar de manera que trabajamos por proyectos que generen una mayor presencia fuera del Estado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*